Se suspendió en la Ciudad de La Plata, provincia de Buenos Aires, el acuerdo con MEKOROT!

Confirmado! Se suspendió en la Ciudad de La Plata, provincia de Buenos Aires, el acuerdo con MEKOROT!

Ahora a seguir en el resto de la Argentina …

FUERA MEKOROT – Empresa del apartheid en Palestina

 

La CTA, ATE, la Federación de Entidades Argentino-Palestinas y Stop the Wall anuncian la suspensión del negocio turbio con Mekorot – una planta de potabilización que fomenta el apartheid israelí en Palestina y pretendía exportarlo a la Ciudad de La Plata en  Argentina.

El 11 de enero de 2011 el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli anunció, luego de su visita a Israel, que se realizaría la licitación para la construcción de una planta potabilizadora regional de agua en La Plata. Un consorcio conformado por la empresa estatal de aguas de Israel, MEKOROT, la firma ASHTROM BV (hispano-israelí) y la argentina 5 de Septiembre SA, integrada por empleados del Sindicato de Obras Sanitarias de Buenos Aires (SOSBA), que tiene el 10% de la estatal provincial Aguas de Buenos Aires (ABSA), obtuvo el contrato por US$170 millones.

Desde el 2011, organizaciones palestinas, el sindicato ATE-CTA, otras organizaciones de la sociedad civil y diputados bonaerenses se movilizaron contra ese contrato. Por más de 3 años, se informó a la población sobre los crímenes de Mekorot en Palestina y se investigaron los impactos de Mekorot en Argentina.

En un esfuerzo conjunto se denunció que el dinero público argentino iba a beneficiar a Mekorot y a través de este a financiar el apartheid israelí en Palestina. Las acusaciones  de que Mekorot implementa apartheid se basan en informes de organizaciones Palestinas, de las Naciones Unidas y de Amnistía Internacional.

Mekorot ha sido responsable de violaciones de derechos de agua y de discriminación desde la década de 1950 cuando se construyó el portador de agua nacional de Israel, que está desviando el río Jordán de Cisjordania y Jordania para servir a las comunidades israelíes. Al mismo tiempo Mekorot priva a las comunidades palestinas de la posibilidad de acceso al agua. El consumo mediano en los territorios ocupados palestinos es de unos 70 litros diarios por habitante palestino – muy por debajo de los 100 litros per cápita diarios recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS ) – , mientras que el consumo per cápita diario israelí está a unos 300 litros. Mekorot se ha negado a abastecer de agua a comunidades palestinas dentro de Israel, aún a pesar de una sentencia del Tribunal Supremo de Israel reconociendo su derecho al agua. Mekorot es un socio orgulloso del plan del Fondo Nacional Judio “Blueprint Negev”, que expulsara a 40.000 ciudadanos beduinos palestinos de Israel desarraigados de sus hogares y trasladados a reservas mientras sus tierras serán utilizadas por asentamientos sólo para judíos en el Negev/Naqab.

El apoyo de Mekorot es vital para los asentamientos ilegales y ha continuado desde 1967, cuando la compañía tomó el control monopólico sobre todas las fuentes de agua en los territorios ocupados y abastece así las colonias judías  en perjuicio de las comunidades palestinas. Mekorot participa en el crimen internacional de saqueo de los recursos naturales operando unos 42 pozos en Cisjordania, los cuales en su mayoría abastecen a los asentamientos israelíes. Mekorot trabaja también en estrecha colaboración con el ejército israelí en la confiscación de las tuberías de riego de los agricultores palestinos y la destrucción de las fuentes de abastecimiento de agua de comunidades palestinas.

Más  allá de las protestas en la calle y el trabajo en los medios de comunicación, los más de 1000 folios reunidos en la investigación y detalles técnicos, compilados por parte de ATE-CTA, sirvieron para fundamentar pedidos en el parlamento provincial y para intervenciones de organismos federales de derechos humanos. A finales del 2012, se suspendió la construcción de la planta de  Mekorot.

Además, las organizaciones insistieron en que Mekorot pretendía importar su modelo de discriminación, de desperdicio del agua y ganancias ilegitimas desarrollado en Palestina, ahora en contra de la población bonaerense.

Para empezar, la licitación se hizo sobre un plan de obra que ya había diseñado previamente  la propia Mekorot que, como era de esperar, propuso el precio más bajo.

El gasto de dinero público y endeudamiento de la ciudad con multinacionales para la planta de potabilización no es necesario, ya que la provincia de Buenos Aires cuenta con excelentes acuíferos. El Acuífero Puelches está saturado y dejar de tomar su agua – como el proyecto Mekorot preveía – habría producido la elevación de la napa freática, contaminación bacteriológica, inundación de sótanos y deterioro de cimientos de casas. Los informes de la propia ABSA dan cuenta que el principal problema del servicio de agua potable, reside en la red de distribución a la cual  Mekorot no habría dado solución.

Para su instalación en la región, Mekorot requería del aumento de tarifas, hasta casi triplicarlas. La construcción de la planta, asimismo, implicaría un nuevo incremento del servicio que superaría el 30% y que pagarían todos los usuarios de la región.

En término de calidad de agua, están por debajo de los estándares que determina el código alimentario argentino. Solo una parte de la población habría tenido acceso a agua potable mientras los más pobres habrían recibido solo agua corriente que pone en riesgo la salud.

La CTA, ATE, la Federación de las Entidades Argentina-Palestinos y Stop the Wall agradecen a todas las organizaciones sociales y políticas, a los  expertos e individuos que contribuyeron a esta campaña conjunta ‘Fuera Mekorot de Argentina’. Todos juntos ganamos una victoria importante por la justicia en Palestina y por el derecho al agua! Continuamos en lucha por nuestra soberanía sobre el agua, contra la rapiña de las multinacionales y en solidaridad con el pueblo Palestino por su libertad, justicia y el retorno de sus refugiados a sus hogares.

Pedimos a todos y todas continuar apoyando el movimiento global de boicot, desinversión y sanciones contra Israel y luchar para impedir también los otros contratos de Mekorot en Argentina.

Pedimos a todos unirse a la Semana Internacional contra Mekorot – del 22 al 30 de Marzo

“No al apartheid del agua, Sí a la  justicia por el agua!”

Por Palestina libre! Y su libre determinación! Por el derecho al agua!